En Arqotechos y Construcciones S.A.P.I. de C.V. nos especializamos en sistemas constructivos basados en el uso de techos autosoportados, una alternativa rápida, segura y económica a los sistemas convencionales, que además resulta amigable con el medio ambiente. Adecuados para aplicaciones industriales, comerciales y residenciales, las cubiertas autosoportadas o arcotechos, en muchas ocasiones son la mejor opción por todos los beneficios que ofrecen, pero para poder disfrutarlos es fundamental adquirir estructuras de buena calidad e instalarlas correctamente.

Techos autosoportados
Por la creciente popularidad de los sistemas constructivos autosoportados, cada vez son más las empresas establecidas que ofrecen la venta de las estructuras prefabricadas y el servicio de instalación. Sin embargo es necesario tener en consideración algunos aspectos para elegir los modelos adecuados según las necesidades que se presenten en el entorno, es decir, el tipo de uso que se le vaya a dar al espacio construido con la estructura. Es por la versatilidad de esta clase de sistemas constructivos que pueden utilizarse tanto en el sector industrial como en el comercial y residencial, ofreciendo alta resistencia, durabilidad y protección.

En general, los casos en que se considera la opción de montar cubiertas autosoportantes son aquellos en los que no es posible contar con columnas o instalar medios de evacuación para precipitaciones pluviales, o bien, cuando se requiere de un montaje rápido y económico con la opción de desmontaje. Las cubiertas autosoportantes curvas suelen tener radios de curvatura inferiores a los 50 metros según las características de las láminas empleadas. Visto desde el aspecto estructural, los arcotechos funcionan de la misma manera que los arcos o las bóvedas cilíndricas, es decir, tienen una directriz circular y cuentan con apoyos fijos articulados a ambos extremos del arco.

Es por estas características estructurales que el arcotecho puede soportar los empujes en sus apoyos generados tanto por las cargas de la gravedad y el viento, siendo esta la razón por la que los arcotechos son tan resistentes a los huracanes y a otras condiciones atmosféricas adversas. Con ello, la estructura es capaz de restringir las fuerzas de flexión aplicadas en las láminas y sus posibles deformaciones. Según las características del espacio en donde se instalen, es posible adaptar el arcotecho con elementos que los hagan adecuados para absorber otras fuerzas que puedan desestabilizar el sistema.

Como su nombre lo indica, las estructuras autosoportadas no cuentan con una estructura adicional portante, tan sólo se apoyan sobre vigas de carga, sin contar con ningún tipo de elemento resistente intermedio como vigas, cerchas o correas. Es por esta razón que resulta fundamental adquirir estructuras de buena calidad y que cuenten con un diseño adecuado, así como una instalación correcta. El diseño y la instalación se realizan a partir de cálculos geométricos que demandan la más alta precisión, y para tener la seguridad de que reúnen todas las características necesarias para resultar funcionales y seguras conviene recurrir a los servicios de una empresa confiable, como lo somos en Arqotechos y Construcciones S.A.P.I. de C.V.

Son muchas las ventajas que se pueden disfrutar al optar por un sistema constructivo de techos autosoportados y entre las principales se encuentra la reducción del mantenimiento tanto de las cubiertas como del resto de la construcción. Además, gracias a que no necesitan correas ni vigas maestras se construyen de manera más sencilla y mucho más rápida, y como tampoco necesitan perfilería de soporte los requerimientos de pintura y mantenimiento a estos componentes se eliminan. Si bien el tiempo requerido para la construcción varía según las dimensiones y el diseño elegido, se estima que es hasta un 50% menor que otros sistemas. Por la velocidad de montaje y las nulas necesidades de mantenimiento, es una solución altamente rentable que ofrece una excelente protección, y con los tratamientos adecuados del material puede resistir condiciones climáticas poco favorables, mejorando la evacuación de la lluvia, granizo y nieve, además de tener una menor resistencia superficial al empuje del viento, en comparación con otras opciones.

Los usos principales del arcotecho se presenta el almacenes de materiales y maquinaria, en la industria agrícola para establos, invernaderos y caballerizas, en entornos industriales y comerciales para crear naves industriales, centros comerciales, talleres, estacionamientos e incluso oficinas, y en áreas recreativas, para albercas, gimnasios, pistas de patinaje, canchas de basquetbol y tenis. En cada una de ellas, es fundamental elegir cuidadosamente el material y diseño de las estructuras, e insistimos en hacer una adecuada instalación.

Para satisfacer las diferentes necesidades de nuestros clientes, Arqotechos y Construcciones S.A.P.I. de C.V. ofrecemos cuatro diferentes figuras de construcción y techumbres para instalarse como cubiertas de edificaciones levantadas con sistemas constructivos convencionales. El modelo A que ofrecemos es una estructura autosoportada con acero de calidad reconocida mundialmente, que presenta un diseño de paredes laterales rectas y techo a dos aguas. Este modelo de estructura es una excelente opción para crear espacios destinados al almacenaje masivo gracias a sus techos altos y claros de amplitud de hasta 38 metros. Las principales aplicaciones para las que se destina son para guardar maquinaria pesada y automóviles, aunque también se puede usar para crear espacios para el trabajo tipo taller.

El modelo P tiene la copa y las paredes con una ligera inclinación para una resistencia más rígida. Este diseño es más solicitado para crear espacios personalizados y conservadores, siendo su principal uso en residenciales.

El modelo S es perfecto para levantar proyectos industriales y comerciales, para bodegas y escuela ya que tiene paredes altas y rectas con techos curvos. El modelo Q es completamente curvo lo que permite crear espacios más amplios, razón por la que es perfecto para el sector agrícola y residencial, para aplicaciones comerciales y construcción de bodegas.

La capacidad de instalación de los modelos que ponemos a su alcance es de 100-500 m2 por día con claros de hasta 35 metros en estructuras autosoportadas tipo arcotechos y de hasta 38 metros en techumbres. Por las características constructivas que ya mencionamos, se encuentran garantizadas a prueba de filtraciones, inundaciones, huracanes, incendios y terremotos, además de tener la opción de asilarse acústica y térmicamente.

Si ustedes están interesados en conocer más acerca de esta alternativa a los sistemas constructivos convencionales, los invitamos a ponerse en contacto con nosotros. En Arqotechos y Construcciones S.A.P.I. de C.V. con gusto los atenderemos y los asesoraremos en la elección de los techos autosoportados que se adapten mejor a sus necesidades.

WhatsApp chat