¿Por qué se forma condensación en las estructuras metálicas?

 En arcotecho, estructuras metálicas para techos, techos curvos

Las estructuras metálicas para techos son utilizadas en la construcción de naves industriales, bodegas, estacionamientos, canchas deportivas, entre otras edificaciones. Son una excelente opción gracias a sus ventajas económicas, estructurales y resistencia, sin embargo, como cualquier otro material pueden verse afectados por algunas condiciones climáticas, por ello tienen un recubrimiento a base de zinc que las ayuda a resistir cualquier cambio climático ofreciendo una larga vida útil para cualquier estructura.

En muchas industrias y comercios, la condensación por humedad es uno de los principales problemas de las estructuras metálicas, ya que afectan la forma de regular la temperatura y promueven la formación de moho y hongos, que deriva en la putrefacción de las láminas de los arqotechos y genera problemas de alergia o asma.

La condensación es un aislamiento húmedo que se encuentra en contacto con las superficies metálicas que causan corrosión, por ello las estructuras metálicas para techos fabricadas con lámina galvanizada de la mejor calidad tienen la ventaja de proporcionar mayor durabilidad en las estructuras aumentando su periodo de vida.

¿Por qué se forma la condensación?

Existen dos factores por lo que se forma la condensación en un arcotecho. El primero son los altos niveles de humedad en el aire, que son comunes en muchas industrias y pueden afectar no solo a los techos, también a las maquinarias y productos. Se recomienda que estas estructuras cuenten con un nivel de humedad de 30 a 50 por ciento, como máximo, ya que un porcentaje mayor provoca la condensación y afecta el ambiente interior. Para reducir los niveles de humedad deben instalar sistemas de ventilación que sean eficientes, así como deshumidificadores. De lo contrario, la humedad en el ambiente puede reducir significativamente la vida útil de las estructuras.

El segundo factor es la diferencia de temperatura entre una superficie y el aire circundante. El aire frío puede contener altos niveles de humedad y si el ambiente interior es muy caliente la humedad puede condensarse en la superficie de las láminas. Este tipo de condensación se puede controlar con mayor facilidad, sin embargo, es necesario tomas las medidas pertinentes en caso de que las detecten en sus estructuras.

Los techos curvos permiten la construcción de estructuras de gran resistencia a bajos precios, pero deben recibir los cuidados pertinentes, principalmente contra la humedad, para que puedan durar por muchos años. En Arqotechos utilizamos solo los mejores materiales para sus proyectos y los asesoramos en el diseño de la construcción para minimizar el mantenimiento y la formación de condensación que afecte los arcotechos.

Publicaciones recientes
arqotechoarcotecho
WhatsApp chat