En Arqotechos y Construcciones S.A.P.I. de C.V., especializados en sistemas de construcción basados en el uso de estructuras metálicas techos autosoportadas, ofrecemos soluciones de edificación industrial, comercial y residencial caracterizadas por su rapidez, seguridad y durabilidad. Esta alternativa a los sistemas constructivos tradicionales es económica y versátil, además de ofrecer la posibilidad de desarmarse en caso de que sea necesario y de añadirle aislamiento térmico y acústico, lo que las hace perfectas para adaptarse a diferentes necesidades.

Estructuras metálicas techos

Son numerosas las ventajas que tiene el optar por un sistema constructivo de estructuras metálicas, y estas se encuentran relacionadas tanto con las características del material empleado para su fabricación como con su diseño. El metal se trata de un material altamente ligero, llegando a pesar menos de la mitad que los materiales empleados en sistemas constructivos convencionales. Esta es una de las características que permite que el tiempo de edificación sea mucho más rápido, puesto que resulta más sencilla su movilización y manejo. Otra de las ventajas de este tipo de cubiertas es que se instalan fácilmente al tratarse de estructuras prefabricadas, y aunque tienen diferentes mecanismos de unión, tan sólo es necesario emplear elementos de fijación como tornillos, lo que reduce tanto el tiempo invertido en la construcción como los recursos que se requieren para concluir la edificación.

Es por las propiedades del metal y el tipo de tratamiento que reciben, que estas estructuras se pueden adaptar sin problemas a cualquier tipo de clima. Si bien cada producto tiene distintas especificaciones técnicas, por lo regular se someten a un proceso de galvanización que los hace resistentes a la corrosión, de esta manera pueden soportar la lluvia, el granizo e incluso la nieve. Por otra parte, el metal al ser un excelente conductor de calor permite regular la temperatura de los interiores, a pesar de que se encuentren instalados en áreas donde durante todo el día se proyecta la luz solar. Si esto fuera poco, el metal también es resistente al fuego y no es susceptible a sufrir daños por agentes como el moho y los insectos, que sí dañan otros materiales.

Como ya mencionamos, es una opción altamente versátil, puesto que las estructuras se encuentran prefabricadas en distintos diseños entre los que se puede elegir en función del modelo de techo que se requiera. En general estas estructuras tienen un diseño tipo arco, lo que hace mucho más funcional la edificación, además de aportar una mayor estabilidad y resistencia, lo que los hace ideales para edificaciones de gran altura. Existen además diseños especiales para integrarse a construcciones ya existentes, edificadas bajo sistemas convencionales, de esta manera se puede dar la protección que se busca a instalaciones industriales, comerciales y residenciales.

Las estructuras metálicas techos se caracterizan también por su gran durabilidad. En este punto conviene mencionar que el tiempo de vida de estas estructuras depende del tipo de tratamiento de galvanización con las que fueron sometidos y el metal base empleado para su fabricación. Lo más común es que se utilice aluminio o acero con galvanizado en caliente de zinc, aunque también es posible encontrar estructuras de cobre y acero inoxidable. En la mayoría de los materiales el tipo de mantenimiento que reciban es clave para su durabilidad, pero en el caso de las cubiertas metálicas realmente no es necesario un mantenimiento ni cuidados especiales, debido al tipo de tratamiento que se les da desde su fabricación. Esta es sin duda una de las principales ventajas que se pueden disfrutar al optar por estas estructuras prefabricadas, prácticamente lo único que se tiene que hacer es instalarlas correctamente y disfrutar de la protección que ofrecen.

Además de las ventajas constructivas generales que ofrece este sistema, gracias a que las estructuras se fabrican con los metales que ya mencionamos, es considerado una opción altamente sustentable puesto que puede reciclarse fácilmente. Por otro lado, en nuestra empresa seguimos un proceso de producción libre de contaminantes, de modo que las estructuras prefabricadas que comercializamos son una opción muy amigable con el medio ambiente. A esto se le suma la eficiencia energética que representa una edificación con techos autosoportados metálicos, que al absorber el calor producto de la exposición a la radiación solar logran mantener el espacio fresco, reduciendo así el consumo de energía en sistemas de refrigeración.

En Arqotechos y Construcciones S.A.P.I. de C.V. contamos con cuatro modelos diferentes de estructuras prefabricadas autosoportadas y ofrecemos también techumbres para edificios construidos bajo sistemas convencionales que requieran de una protección adicional. La capacidad de instalación de los modelos que ponemos a su alcance va de los 100 a los 500 m2 por día, de modo que ustedes podrán contar con su proyecto terminado en mucho menos tiempo en comparación con un sistema convencional. Nuestras estructuras autosoportadas pueden tener claros de hasta 35 metros y las techumbres y las techumbres claros de hasta 38 metros. En cuanto al modo de instalación contamos con dos diferentes sistemas, el engargolado y el atornillado y el tratamiento de galvanización que reciben las láminas es por inmersión en caliente con un alto contenido en aluminio para garantizar la máxima protección ante la corrosión.

Las estructuras que comercializamos son altamente seguras y aerodinámicas y resisten no sólo lluvias fuertes, sino también huracanes, filtraciones, inundaciones, incendios y terremotos. El material con que están fabricadas puede aislarse térmicamente y acústicamente, lo que permite que se adapten fácilmente a las necesidades de diferentes entornos.

El modelo A que comercializamos tiene las paredes laterales rectas un techo a dos aguas, lo que lo hace perfecto para edificar espacios con aplicaciones de almacenaje y para hacer trabajos tipo taller. El modelo P tiene un diseño tipo gambrel con las paredes y copa con una ligera inclinación, adecuada para crear espacios personalizados como almacenes tipo cochera o áreas de juego. Mientras tanto el modelo S tiene paredes altas y rectas y techos curvos para crear espacios amplios, características que lo vuelven la mejor opción para proyectos comerciales, industriales, para bodegas y escuelas. Finalmente el modelo Q es completamente curvo, así que se utiliza para crear espacios de almacenamiento amplios, en edificaciones residenciales y comerciales. Además contamos con techumbres para cobertura de techo de construcciones edificadas bajo un sistema convencional las que se pueden adaptar a cualquier tipo de necesidad.

Para conocer más acerca de todas las ventajas y características de los sistemas constructivos basados en el uso de estructuras metálicas techos que en Arqotechos y Construcciones S.A.P.I. de C.V. ponemos a su alcance, los invitamos a contactarnos. Con gusto los atenderemos y les ofreceremos asesoría especializada en la elección del modelo que se adapte mejor a sus necesidades.

WhatsApp chat